¿Qué es la moda sostenible?

Si te empieza a intrigar el tema de la moda sostenible, este es el mejor artículo que puedes leer al respecto, donde Paula Gorini nos resuelve las principales dudas sobre la moda convencional y sostenible.

Paula Gorini es la presidenta de la Asociación de Moda Sostenible de la Región de Murcia. También fundadora de Arroparte, tienda online de prendas de ropa y telas para el hogar, hechas con algodón orgánico de comercio justo.

Le pregunté muchas cosas, porque yo misma tengo dudas a la hora de comprar ropa: Dónde encontrar moda sostenible, cómo identificarla, etc. Voy directa al grano con la entrevista:

Orgranico – Te quería preguntar unas cuantas cosas sobre moda sostenible, porque cuando salgo a comprar, tengo muchos requisitos para todo. En cualquier compra, me gusta que los materiales sean biodegradables, sino es de acero inoxidable, que dura mucho y además es reciclable. En el caso de la ropa, lo ideal es que el material sea biodegradable, ya que si acaba en el vertedero, quiero que eso no sea nocivo para el medio ambiente. Y si además es de comercio justo y una serie de factores a tener en cuenta como que la prenda te siente bien, que sea bonito… ¿Es cierto que tengo muchos requisitos? A veces no sé si voy a encontrar lo que quiero.

“¿Por qué no es bueno para nuestra salud, que una prenda no sea de unos materiales adecuados?”

Paula – Los requisitos creo que son los ideales que tenemos que tener todos a la hora de elegir la ropa. Cuando tú eliges algo para llevar en tu cuerpo, debe tener unos parámetros mínimos, sobre todo para tu salud propia. Luego además se suma el tema de los residuos. El problema es que en la industria textil, durante muchos años nadie se ha cuestionado esto. Todo ha sido, cuanto más barato y rápido mejor. La fast fashion: Hoy me pongo esto, mañana me pongo lo otro, y no tengo reparo en tirarlo porque vale 5€. Todo eso tiene una consecuencia, y en la ropa se nota en la calidad, y en el residuo que eso genera. La ropa, junto con el plástico, es de los residuos que más se generan en el mundo. Es brutal. Y no nos damos cuenta.

Orgranico_arroparte

O – Has dicho antes que hay que tener en cuenta la propia salud. ¿Por qué no es bueno para nuestra salud que una prenda no sea de unos materiales adecuados?

P – El algodón es lo más recomendable para utilizar en el cuerpo. También hay más materiales como el bambú, la ortiga, el yute o el cáñamo. Hay que estudiarlos bien, ya que a la hora de obtener su fibra, para que quede sedoso y suave como el algodón, se les aplican químicos. El algodón es el material que ha sido tradicionalmente utilizado, al igual que la lana y el cuero.

“Se dan casos de alergias atópicas, o hay personas que tienen sensibilidad química múltiple, ya que el cuerpo mismo dice hasta aquí hemos llegado

Con el algodón, que es el que conozco bien, si la semilla es transgénica, ya sabemos que se le han aplicado productos como el gilfosato. Es una semilla muy débil (la modificada genéticamente) que ante la mínima plaga que le ataque, se destruye. Es muy delicado. En su cosecha, le aplican tratamientos para blanquearlos y hacerlo más sedoso, haciendo que la fibra esté muy fina, tanto que tienen que introducirles una capa de plástico a la propia fibra para que no se rompa y sufra más. Hay algodones de 70 gramos que necesitan un refuerzo, ya que si no, la prenda en cuestión se rajaría rápidamente. Le dan un acabado de plástico que ni ves ni notas. Y ponerlo en la piel, puede provocar eccemas o dermatitis atópica. La ropa está en contacto con tu piel, y tu piel es un órgano de tu cuerpo, como cualquier otro.

Se dan casos de alergias atópicas, o hay personas que tienen sensibilidad química múltiple, ya que el cuerpo mismo dice: “Hasta aquí hemos llegado.”

O – Osea, que es recomendable siempre tener en cuenta que el material de la prenda sea lo más natural posible, e intentar informarnos que la empresa en cuestión que fabrique la prenda, no haya aplicado sustancias nocivas y químicas desde que se planta la semilla. ¿Es muy difícil encontrar prendas con estas características?

P – Sí, porque la industria textil en general usa algodón transgénico ya que es el más barato, es más blanco y es más fácil de conseguir, además de la posibilidad de conseguir varias gamas de colores. Cabe añadir que el tinte también es químico.

– “¿Cómo identificamos una prenda sostenible?” – “La mejor manera es informándose de la marca”

Hay veces que te venden prendas de algodón orgánico en grandes cadenas, siendo la camiseta negra. Yo pondría en duda lo orgánico de la prenda. El tinte también tiene su certificado para que no sea dañino y se puede mostrar también en la etiqueta.

La ropa tiene relaciones por todos lados, contigo mismo, con tu entorno y con terceras personas. No sólo eres tú quien enferma, sino tu entorno y también las personas que están en contacto con esas prendas en la cadena de producción.

O – Sobre todo a las personas que son sensibles a este tipo de tejidos. No todo el mundo tiene estos problemas.

P – Así es.

O – Quería preguntarte además…, ya sabemos que son muchas características a tener en cuenta, y muchas compañías no nos lo ponen fácil a la hora de identificar el rastro, ya que podemos encontrar la prenda o producto con tejido orgánico, pero tiene tinta química y nos hace dudar o tener confusión. Entonces, ¿cómo identificamos una prenda sostenible?

P – La mejor manera es informándose de la marca. No hacer una compra compulsiva. Ver la necesidad que tengo que cubrir y buscar dónde puedo cubrir esa necesidad. Buscando en Internet y preguntando a las Asociaciones de Moda Sostenible, para tener una garantía de que las marcas bajo este paraguas respetan muchos de los criterios de sostenibilidad.

Lo importante es cuestionarte las cosas. No porque venga ahora Zara y H&M con una prenda de algodón orgánico, voy a pensar que es la mejor alternativa sostenible.

“Lo que contamina producir un metro de tela es brutal”

Otro factor identificativo es el precio, sin que tampoco sea la principal referencia. Te cuento una anécdota: el otro día fui al Aldi por conveniencia y tiempo, y vi que tenían una toalla de algodón orgánico. Me fui al precio, que los controlo, y al ver que estaba a 5€, me dio qué pensar. También puedes ver la calidad. Si compras algo de algodón orgánico, tiene que tener un tacto diferente a otro tipo de prendas.

O – Una buena vía es a través de la Asociación de Moda Sostenible que haya en mi ciudad, ya que es un paraguas donde la empresa asociada cumple unos parámetros de sostenibilidad. Y ahí, ¿entra también el comercio justo?

P – Así es. Los criterios se basan en los materiales, la forma de producción y el tema social. No puedo tener mi marca trabajando con algodón orgánico y tener mi producción en China o Bangladés. Si tú compras un algodón orgánico, pero hecho en Bangladés, tendré mis dudas en si comprar esta prenda. A no ser que exista un certificado de la empresa que asegure que los trabajadores cumplen con no más de 8 horas de trabajo, que la empresa tenga unas normas de seguridad, que no trabajan menores, etc. También está el factor contaminación: lo que contamina producir un metro de tela es brutal.

O – La moda que no tiene criterios de sostenibilidad, ¿cómo afecta al medio ambiente?

“Muchas veces digo que nuestra compra es nuestro voto, y que si todo el mundo comprase conscientemente, la mayoría de empresas tendrían unos criterios y unos valores que no son los que actualmente existen”

P – Esta es otra de las partes que los consumidores no vemos, cuál es el impacto real que tiene cada compra que hacemos en los países de fuera. No vemos la contaminación que se genera al producir una camiseta de 5€, la cantidad de agua que se necesita para producirla, ni las condiciones de la gente que lo hace. Si fuésemos más conscientes de cómo la gente está allí, nos plantearíamos más cosas, y nos daríamos cuenta de las condiciones infrahumanas en las que se encuentran trabajando.

Con todas las alergias que nos dan a nosotros sólo por usarlas, imagínate a las personas que están trabajando más de 8 horas con estas telas, con el polvo que desprenden y las sustancias químicas que se les aplican.

O – Es algo que no nos paramos a pensar. Vemos la prenda en una tienda bonita, nos sienta bien.

P – Y con la música alta, que no nos deja pensar.

O – Es increíble, cómo al final se pinta todo para que tú consumas. Que, bueno, si esa tienda cumple con una política de criterios de sostenibilidad, podemos ver el lado bueno. Muchas veces digo que nuestra compra es nuestro voto, y que si todo el mundo comprase conscientemente, la mayoría de empresas tendrían unos criterios y unos valores que no son los que actualmente existen. Por eso hay muchísima contaminación, y muchísima gente trabajando para un sector por el dinero, pero no hay unos valores ni una moral detrás.

P – Sí, en eso tienes muchísima razón. Yo tengo un lema que me gusta usar en mi marca, que es “yo compro, yo decido.” Lo que tú has dicho de que la gente nos aporta un voto cada vez que nos compra.

“Comprar hay que comprar, pero si yo le compro a una empresa que respeta a sus trabajadores, voy a hacer que esa empresa siga ganando y creciendo”

O – O que su voto es inconsciente, que no sabe a qué está votando.

P – Si compráramos más conscientemente y realmente nos pusiéramos a pensar lo que hace esa empresa con nuestro dinero, y qué hago yo cuando le compro a esa empresa, el mundo iría muchísimo mejor. Comprar hay que comprar, pero si yo le compro a una empresa que respeta a sus trabajadores, voy a hacer que esa empresa siga ganando y creciendo. Y si no le compro a aquella que explota a sus trabajadores, esa empresa tendrá que replantearse por qué yo compro a otra marca y no a la suya. El problema de todo esto es que la explotación y la contaminación se produce en lugares que no vemos. A no ser que nos lo muestren, como en el programa de Salvados.

Orgranico_Arroparte0

O – Sí, recuerdo el programa que hablaba sobre el coltán, materia prima de los móviles que todos llevamos. Se producen guerras por una materia prima que está en los bolsillos de prácticamente todo el mundo. Descubrí una compañía que evita el coltán “malo” y tienen muy estudiado los materiales que utilizan además de inspirar confianza y valores. Se llama Fairphone. Creo que todos deberían seguir su ejemplo. En cualquier caso, tiene que haber de todo en esta vida, pero si tuviese que comprar de nuevo un móvil, iría a esta marca.

Volviendo a la entrevista, y al tema de los materiales. ¿Cuáles son los tejidos más contaminantes, que tendríamos que evitar sí o sí ya que son peligrosos para el medioambiente o para nuestra piel?

“Ahora también se empiezan a hacer prendas con materiales reciclados, como de las botellas de PET”

P – El poliéster. El poliéster es un derivado del plástico que se utiliza. En general, todos los sintéticos. Estos materiales tardarían muchísimos años en desintegrarse. Ahora también se empiezan a hacer prendas con materiales reciclados, como de las botellas de PET. El problema es que se tiren estas prendas al contenedor erróneo, y no se reciclen adecuadamente.

Yo soy de Yecla, y lo que hacemos cuando tenemos que desprendernos de prendas que no podemos siquiera darles a nadie, porque tienen agujeros u lo que sea, lo llevamos a los contenedores de empresas de tapizado, que tienen una política de reciclaje obligatoria de restos de tapizado.

O – Al final es buscarse las castañas. Estar segura de que si dejo mi prenda aquí, va a tener un adecuado reciclaje.

P – Actualmente hay empresas especializadas en reciclar el algodón. La típica lana que está dentro de los tapizados de los coches, o de recubrimiento, lleva una lana gris. Esto es algodón reciclado. Prendas de algodón o retales de tela reciclada. Y ya hay empresas que están empezando a hacer telas de otras prendas de algodón desechadas, cogiendo el hilo de las camisetas. Es algo que estoy investigando para ver si lo introduzco dentro de mi marca.

O – Claro, porque tú además de ser presidenta de la Asociación de Moda Sostenible de la Región de Murcia, tienes tu empresa, Arroparte. Tienes muchísima variedad de opciones para el hogar, ropa con algodón orgánico.

“…de aquí a unos años va a haber un cambio de conciencia muy grande, donde la gente buscará mucho más este tipo de prendas”

P – Cuando empecé con esto, tenía muy claro que quería usar algodón orgánico. Nosotros no usamos telas tintadas, mantenemos el color original de la planta, teniendo sólo 3 colores: el crudo, el verde y el marrón. Investigamos en telas que sean de algodón orgánico y no ponemos color a nuestras prendas, aunque nos gustaría. Si le pusiéramos, previamente constataríamos que esos tintes no son nocivos. Ni perjudiciales para el cuerpo, para las personas que trabajan en esta industria, ni para el medio ambiente.

O – ¿Y conoces empresas que tengas tintes no perjudiciales?

P – Sí, existen. También exigen grandes cantidades, mínimo 350 metros de tela y de 1,80 de ancho. Con estos números es complicado que las empresas pequeñas apuesten por los tintes naturales. Además, los tintes químicos son muy baratos, y es fácil tender a estos.

O – Es un tema de oferta y demanda. Cuando se demanda mucho, se produce mucho y la producción se abarata. ¿Crees que las prendas de tela orgánica pueden llegar a tener un precio competitivo en el mercado?

P – Sí, ahora estamos en una fase inicial de la moda sostenible. Algunos nos hemos animado sobreviviendo en el sector. Pienso que de aquí a unos años va a haber un cambio de conciencia muy grande, donde la gente buscará mucho más este tipo de prendas. Ha habido una evolución en ciertas cosas, la gente empieza a no tomar tanto fármaco. Cuando ves que puedes cuidarte con otro tipo de alimentación o nutrición, revierte en tu salud. El siguiente paso está en los cosméticos. Y creo que el siguiente paso es la ropa. Es lo que falta.

…”los materiales a evitar son el poliéster y todos los tejidos sintéticos”

Ahora está todo muy incipiente. Creo que, cuando la gente empiece a demandar más este tipo de productos, los precios estarán mejor. En el momento en que Zara y H&M empieza a producir con supuesto algodón orgánico, y hacen un lavado de cara con la sostenibilidad, es porque el río, agua trae. Con lo cual, si estas empresas ya está empezando en esto, es porque está habiendo un cambio.

O – Pues sí, estamos viéndolo, cómo en este tipo de tiendas tienen etiquetas más verdes, y muestran políticas ambientales. Por ejemplo en H&M, puedes llevar tus prendas sean de su marca o no, ya que ellos lo reciclan, y a cambio te ofrecen un descuento para comprar allí. Son técnicas de mercado que están implantando. Es un intento de lavado de cara. También lo están haciendo porque la gente lo demanda, y porque es bueno ya que ahorran en costes. Igualmente, ojalá más empresas grandes sigan este ejemplo, sin que perjudiquen a la pequeña.

Así, vemos que los materiales a evitar son el poliéster y todos los tejidos sintéticos. Se recomienda que sí sea 100% orgánico. Y antes comentabas otros tejidos como la fibra de bambú, y estoy viendo camisetas también hechas con fibra de plátano.

P – Sí, está también la fibra de piña, para hacer calzado y sustituirlo por el cuero. Piñatex se llama. Yo conozco el bambú, la ortiga, el cáñamo… El bambú y el cáñamo son fibras duras. Para que se ablanden y queden suaves como el algodón, deben pasar muchos procesos y supone mucho consumo de agua. Está bien que salgan nuevas iniciativas, aunque habría que estudiarlas bien, cómo se produce, etc.

“Hay moda sostenible para: ir a la moda, estar guapa, arreglada si tienes un evento, hacer ejercicio, para todos los días, o ir a la oficina”

O – Paula, he resuelto muchísimas dudas, ahora quería hacerte una última pregunta. La moda sostenible ¿implica no ir a la moda? ¿O existen opciones para ir a la moda con moda sostenible? porque muchas veces asociamos la moda sostenible con “no sé si es mi estilo, o me va a quedar bien”

P – O si es feo, o si es muy soso. Yo creo que no, al contrario. Hay moda sostenible para: ir a la moda, estar guapa, arreglada si tienes un evento, hacer ejercicio, para todos los días, o ir a la oficina. Cada vez más diseñadores están apostando por esto. Y están haciendo un diseño de moda que no tiene nada que envidiarle a lo que podemos ver en las tiendas de siempre. Creo que sí, que es una moda muy ponible. Si hablamos de los beneficios de que te sienta bien, tu cuerpo lo agradece, tu piel respira y encima vas a la moda, pues ya está. Qué más quieres ¿no? lo tienes todo.

O – Pues Paula, muchísimas gracias. Nos has resuelto muchas dudas y esperemos que la moda sostenible siga tirando para arriba porque es necesario.

______________________________________________________

No te das cuenta de lo que ocurre desde que se planta la semilla, hasta que se tira la prenda al contenedor. Y mirar a otro lado es lo fácil. Al final es cuestión de prioridades.

¿Qué hago yo con la ropa? Si necesito realmente algo “nuevo,” busco primero en el mercado de segunda mano, y si no encuentro lo que busco o se trata de prendas más íntimas, la moda sostenible es mi opción sin duda alguna. ¿Y tú? ¿Cómo eres con la ropa? ¿Buscarías alternativas u opciones más sostenibles? Comparte tu opinión, ¡me encantará saber lo que piensas!

 

Comparte si te ha gustado:Share on FacebookTweet about this on Twitter

2 Comments

  1. Buenas, enhorabuena por el crecimiento del blog! Me parecen interesantísimos los siguientes puntos:
    1- La interpretación que debería realizarse una vez se compara el precio de la prenda, el material de la misma y su procedencia.
    2- La capa de plástico que se llega a introducir en la fibra de algodón con el fin de que la prenda sea vendible, transformando así su esencia y primando más el objetivo comercial antes que luchar por una alternativa social sostenible.
    3- Que nuestra compra es un voto. Y gracias a proyectos como los vuestros, esos votos suman cada día más y contribuyen sin duda alguna a un bienestar futuro, aunque el proceso sea muy lento.

    Gracias y a seguir luchando! bs.

    • Cristina

      Muchas gracias amor por tus palabras. La verdad es que es un tema muy interesante y me habría quedado más tiempo hablando con Paula sobre esto, desgranando el mundo de la industria de la moda, lo que hay detrás y lo que ocurre luego en el momento de tirar la prenda. Saber que es, tras el plástico, la industria que más contaminación genera, es impresionante.

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.