5 Comments

  1. ¡Qué grande eres Cristina!
    Había visto los vídeos desde el otro día pero todavía no te había felicitado por el gran trabajo que has hecho ¡Muchísimas gracias por la montaña de arena que aportas a este mundo para que todos nos beneficiemos! 😉
    Un abrazo

  2. Maya

    Muy buen trabajo que hacéis y me encanta ver que cada vez seamos más que intentamos aumentar la conciencia.
    Pero un pequeño comentario: dudo que en esta conferencia, los únicos residuos que se producieron fuesen las servilletas y los sobres de azúcar – que eso hubiese sido muy fácil de reemplazar. No hay que olvidar la basura que se crea pero que no vemos en forma directa – todos los productos de limpieza que se usase antes y después de la conferencia, para lavar los platos y cubiertos después de haber sido usados, el jabón de mano en los baños, el papel de baño (que veo muy practico, especialmente fuera de casa) que normalmente viene en un envoltorio de plástico (la única forma que he visto yo de venderlo en España), y todo lo que se haya usado para el catering que no se usase nada que venga en un envase que no sea zero waste, más boligrafos de plástico y otros materiales usados.
    La lista puede ser muy larga, pero no por eso menos importante.
    Gracias nuevamente por un trabajo muy bien hecho!

    • Cristina

      Me parece genial que completes la lista. No había pensado en esos otros residuos, por lo que no fue que quisiese obviarlos. Ahora se me ocurre el consumo de energía que se produjo, por ejemplo.

      Cierto es que no se repartieron bolis, pero gel para lavarse las manos sí que había en los baños y luego todo lo que implicara hacer la comida, limpieza etc. Hay siempre mínimamente algo. En cualquier caso, la huella que supuso fue infinitamente menor a cualquier evento al que puedas ir, la cuestión está en seguir mejorando.

      Me alegro que te haya gustado y gracias por comentar!

  3. krasto

    Es todo un reto lo de no generar tanta basura. Siempre lo he tenido en mente. Sin embargo, observo que el sistema de consumo funciona al revés, y como bien dices, parece una utopía, que ojalá dejara de serlo, eso de residuos cero. Por mi parte, intentaré participar en la concienciación de esta excelente iniciativa, así como en cualquier otra que surja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.